Comunicación B2B

8 formas en cómo la comunicación reforzará la marca de tu negocio B2B

24 febrero, 2019 EYCOM 0 Comentarios

Muchas empresas B2B (Business-to-Business) tradicionalmente relegan la gestión de la comunicación a un segundo plano.  Tal vez lo hagan porque consideran que la comunicación no repercute directamente en su negocio… ¿Es esto cierto? Nada más lejos de la realidad. Para entender la importancia de la comunicación en el B2B, debemos comprender tanto la motivación como el proceso de compra de productos y/o servicios entre empresas.

Es cierto que el ‘componente emocional’ no se da, al menos tanto, en las compras B2B cómo sí ocurre en la que son entre empresa y consumidor directo B2C. No queremos decir que las comunicaciones no deban apelar a la emoción y tocar la fibra. Obviamente siempre serán más efectivas y diferenciadoras si siguen esta línea y muchas empresas han dejado de vender funcionalidades para ofrecer valores a sus clientes. A lo que nos referimos es que la adquisición de productos y/o servicios B2B no tiene a la ‘impulsividad’ como un elemento decisivo determinante. Es más, existen departamentos cuyo fin únicamente es asegurar que la elección del proveedor sea la que aporta un mayor valor añadido…y la más económica.

Por este motivo se requiere un mayor flujo de información. Algo que aporte un conocimiento detallado de cada elemento relacionado con el producto o servicio en cuestión y de la empresa y sus portavoces. Si bien la decisión final será el resultado de un exhaustivo análisis, el objetivo de todo marketer del ámbito B2B es que mi propuesta esté dentro de las analizadas. ¿La respuesta? La información y la comunicación. A continuación 8 razones para apostar por ambos aspectos que reforzarán la marca de tu negocio B2B:

  1. Te servirá para atraer y retener talento.¿Quién no quiere trabajar en una empresa reconocida y con buena prensa? De aquellas que tienen ligados valores como transparencia, conciliación, respeto al empleado, RSC…Hoy en día los profesionales planifican su carrera. Quieren que las empresas en las que trabajan les permitan crecer profesionalmente y tengan un impacto positivo en su currículo.
  2. Transmitirás confianza. Cuando una empresa comunica su buen hacer, transmite confianza. Los clientes quieren apostar al “caballo ganador”. Si nuestra empresa hace cosas positivas que mejoran el día a día de clientes y del entorno debemos comunicarlas. Así generaremos confianza. Explicar lo positivo de la empresa y su evolución a lo largo del tiempo facilitará que los clientes “vengan solos”.
  3. Optimiza el ROI de tus acciones de Marketing Si conocen a tu empresa y tiene una buena reputación, siempre será más fácil que tu público objetivo se vea asociado a tu call-to-action. Partirás de una posición de ventaja respecto a las empresas de la competencia. Estas no tienen un espacio bajo el foco y tienen que darse a conocer y generar un mínimo de confianza. El ROI y los márgenes tenderán a aumentar si cuentas con el respaldo de una gran marca.
  4. Deja que tu reputación haga el ‘networking’ por ti y favorezca los acuerdos comerciales. Cuando tu reputación es la adecuada es más fácil alcanzar acuerdos comerciales o ventas. La marca ya ha trabajado por ti. Te conocen, saben a qué te dedicas, cuáles son tus servicios, etc. ¿Por qué perder tiempo presentándote en una conversación si ya te conocen y saben lo qué haces?
  5. Internacionalización y expansión de la empresa. Cuando planees la expansión a otros mercados debes asegurarte de que cuentas con una imagen positiva y de empresa solvente. Esto facilitará una buena acogida en otros países y/o sectores económicos. Y los que están aquí verán que, si eres competente fuera, seguro que pueden confiarte tus proyectos locales.
  6. Para fortalecer la posición en el mercado. El mercado común y el acceso a un gran volumen de información -gracias a internet- han supuesto todo un reto para aquellas empresas que quieren destacar entre la multitud. Por ello, es fundamental contar con gran notoriedad y una reputación positiva.
  7. Para conseguir los objetivos de negocio.Una estrategia de comunicación alineada con la estrategia de negocio ayudará a la empresa a lograr sus objetivos (aumentar su notoriedad, fidelizar a su público, incrementar las ventas, buscar alianzas o inversiones, etc.). La redacción de mensajes clave y la elección de las plataformas adecuadas para difundirlos tendrán un papel fundamental en el éxito de la estrategia.
  8. Que sea un tercero quien hable bien de ti. No hay mejor prescripción que aquella que viene de un tercero. Alguien al que no pagamos, al menos directamente, para que hable bien de nosotros y nuestra empresa. ¿Cómo se consigue esto? Pues comunicando efectivamente para que se cree una red de líderes de opinión que nos conozcan y lleguen a nuestros públicos.